lunes, 3 de noviembre de 2008

El Sindrome de Campanita y yo


A modo de presentación me pregunto cuantos de nosotros no nos planteamos alguna vez, para que nacimos, que finalidad tiene vivir, cúal es nuestra misión en esta tierra.

Cuantos de nosotros nos abrazamos a filosofías, religiones e historias que nos identifican con el fin de ser mejores, los mejores.

Cuando era una niña, creia que cuando "sea grande" podria ser un hada que lograra en la vida de la gente darles y brindarles lo que les hiciese falta para que fueran felices, un poco mas adulta, segui creyendo en algo similar, creía que mi vida era hacer feliz a los demás, no importaba nada solo eso, cada vez que alguien me necesitaba me colgaba las alas, la capa y la varita y salia a enfrentar dragones y serpientes con tal de darles a todos esa sensación de alegria que tanto necesitaban....

Tal actitud, sirve?, es real? hacia que caminos nos lleva?. A nosotros, a nuestros seres queridos?

Algunos diran: que tiene que ver esto con campanita?. Todo niño conoce la historia de PeterPan, pero cuantos han reparado en ese personaje fragil que es campanita, la personalidad de aquella dista mucho de la reciente TinKerBell... Y algunos se habran enternecido en la historia original cuando ella tiende a desaparecer porque Wendy no podía o no quería creer. Cúantas cosas para reflexionar detras de pequeñas escenas. Cuanto hay de ella dentro de nosotros ?

Lo cierto es que a todo este estado de cosas que les cuento y que compartire con ustedes le he denominado "Sindrome de Campanita".

Tener Sindrome de Campanita tiene costos y virtudes que podemos ir desarrollando a medida que nos vayamos conociendo.
Los espero aqui, en el "Nunca Jamas" de afectos desmedidos, de ayudas no pedidas, de alegrias que escapan a nuestra posibilidad y que en camino sin el cuidado necesario pueden hacernos desaparecer.

6 comentarios:

Claudia dijo...

estimada campainta: me sorpendio mucho tu descubrimiento y me ha llenado de reflexiones. Muchas veces actué como campanita y el costo fue muy alto.
me gusta el blog, el tema que planteás es muy interesante!
besitos

Berenice dijo...

Campanita que padre lo tuyo, yo también cuando era pequeña quería salvar al mundo de tantas injusticias, pero hay personas que no se dejan ayudar y te toman por loca.
Tu no dejes de ayudar a otros porque algunos sabemos cual es nuestra mision en vida y seguimos intentando.

Martis dijo...

ay Dios mio mi enfermedad tiene nombre!! la buena noticia es que ya hay un blog que trata el problema!!

Martis dijo...

otra vez yo...se vale consulta virtual? (jeje)
creo y espero no equivocarme, yo pase mi etapa de campanita, tire la toalla hace unos años cuando empece a comprender que la felicidad de los otros no esta bajo mi control, aunque aun lucho contra el sindrome, es inevitable tengo la tipcica `personalidad save the planet y aunque normalmente capto las malas energias y me las chupo con facilidad de algun modo no puedo pasar de largo sin tratar de ayudar al mas vil de todos los seres. Eso en este mundo es como una debilidad abominable, puesto que la mujer exitosa es fuerte todo bajo control, hogar esposo, empresa, cuerpo fitness total incluso postparto, pero para mi la felicidad no consiste en la mujer maravilla, sino en ser un hada como vos decis, pero cuantas veces me estrello contra el mundo porque precisamente se acaban los superpowers. Prefiero ocultarme y desparacer en esos momentos...

Anónimo dijo...

Quiero nada mas agregar un par de reflexiones para tu "sindrome de campanita".
Campanita esta completamente enamorada de peter pan, y esta con el aunque, el la bote, la engañe, o la maltrate, solo vive para cumplir los deseo de peter pan, lo que ocurre con wendy es envidia, colera, y desea desaparecerla del plano de peter, las hadas tienen un corazon muy pequeño, solo pueden tener un sentimiento a la vez, por una persona.
Pero en base a muchas otras hadas estas en lo correcto, quizas sea mas el sindrome de Wendy lo que tienes, quiere solucionar los problemas, que la gente crezca, ayudar sobre todo.
Bueno te dejo mi comentario para k lo discutamos

Anónimo dijo...

Hola bueno yo me identifico mucho con Campanita... siento que a veces soy incomprendida, claro, tengo un corazón que los demás no pueden ver... será porque no sé cómo mostrarlo correctamente? Admito que soy celosa y enojona tal como ella, siempre quiero hacer lo mejor para los demás y dejar lo mejor de mi, pero claro que pierdo la paciencia cuando las cosas no salen asi... es que uno pone tanto y al final todo termina siendo lo contrario...Gracias por el post, besos.